Actividades Recientes

Loading...

lunes, 2 de marzo de 2015

Hipólito Mejía juramenta peledeistas en su proyecto presidencial y en el PRM en Neyba



Hipólito Mejía juramenta peledeistas en su proyecto presidencial y en el PRM en Neyba y promete devolver rentabilidad a la producción agropecuaria de la zona.

Neyba.- El ex Presidente Hipólito Mejía juramentó como nuevos miembros del Partido Revolucionario Moderno (PRM) y en su proyecto presidencial H16 a los dirigentes peledeístas de la provincia Bahoruco, Ramón Crespo, Wilder Segura, Julio Euclides Gutiérrez Feliz, Melanio Decena, Jesús Labourt, Leonardo Acosta, Mercedes Santana, Humberto Peña, Felipe Sierra, en un acto en el cual manifestó su compromiso de vencer la pobreza que afecta a esta zona y a otras del país.
El líder del PRM fustigó al gobierno del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) por el abandono en que ha dejado la situación de las poblaciones alrededor del lago Enriquillo cuya crecida ha ocasionado perdido de cosechas de uvas, en la agropecuaria y en las zonas cañeras de la región
Criticó que los gobiernos del PLD no hayan cumplido su promesa de resolver la crecida del lago Enriquillo, que ha dejado bajo sus aguas miles de tareas agrícolas, destruyendo casas, ganados, cultivos y otros bienes, condenando a la más absoluta miseria a los habitantes de la región
Recordó que el Presidente Leonel Fernández visitó la región del lago con 19 helicópteros, como una exhibición de poder, lo cual es un insulto a la pobreza de los habitantes de la zona, sin embargo no resolvió nada. .
Mejía Llamó a los habitantes de Neyba y demás comunidades del sur profundo, a no dejarse engañar por las promesas del gobierno del PLD, ya que estos no han sido capaces de cumplir ninguna de estas y no lo harán en el futuro”.
Aseguró que no hará promesas demagógicas y selló un compromiso solemne de que enfrentará la pobreza extrema que sufren los habitantes del sur y los de todo el país, así como la inseguridad, la corrupción y el robo.
También fueron juramentados los dirigentes del PRM que apoyan las aspiraciones presidenciales de Mejía, Manuel Pichardo, Vidal Ferreras, Generoso Marmolejos, Ángel Sierra, José Antonio Matos, Henry acosta, Teodoro Matos, Juan Cuevas y Pedro Guzmán.
El ex Presidente Mejía viajó acompañado por un grupo de dirigentes del H16 integrado, entre otros, por César Cedeño, Rafael Castro, Johnny Pérez, Carlos Guzmán, Faruk Miguel, María Luisa Ubiera y Agustín Moscat.

Hipólito recibe respaldo durante amplio recorrido por el Norte y el Sur del País‏

Hipólito recibe respaldo durante amplio recorrido por el Norte y el Sur del País‏

Hipólito recibe respaldo durante amplio recorrido por el norte y el sur, el fin de semana. Visitó Puerto Plata, Espaillat, María Trinidad Sánchez, Gaspar Hernández, Río San Juan, Bahoruco e Independencia. Juramentó dirigentes para el H16 y recibió un amplio respaldo para sus aspiraciones.
El Presidente Hipólito Mejía realizó este fin de semana un amplio recorrido por las regiones norte y sur del país. En cada una de las comunidades visitadas recibió el respaldo de funcionarios y dirigentes del PRD y juramentó un grupo de dirigentes del PLD que pasaron a las filas del Partido Revolucionario Moderno.
Mejía viajó el sábado a Puerto Plata, Espaillat y María Trinidad Sánchez, Gaspar Hernández, y Rio San Juan el sábado y concluyo su recorrido el domingo cuando se desplazó hasta las provincia Bahoruco e Independencia.
En cada una de las localidades visitadas el ex mandatario dejó en juramentado el equipo de trabajo político del H16 que a lo interno del PRM apoya sus aspiraciones presidenciales.
En Puerto Plata el Presidente Mejía encabezó un encuentro en el cual participaron cientos de dirigentes quienes fueron juramentados en el H16. Luego visitó el municipio de Gaspar Hernández, provincia Espaillat, donde visitó a la dirigente política ex sindica Fátima Ovalle
Mientras que en Rio San Juan, provincia María Trinidad Sánchez el presidente Mejía concitó el respaldo del síndico de esa localidad Alberto Alonso del PRD, además del regidor Julio Matos, así como de Armando Fernández (Cepa), Yolanda Alonso, Gremier Núñez, Gilbert Pérez y otros.
El domingo, el Presidente Mejía se trasladó a las provincia Bahoruco Independencia, donde recibió el apoyo de cientos de dirigente, militares y cuadros del PRM.
En la provincia Independencia recibió el respaldo de importantes dirigentes políticos de esa localidad, entre los cuales figuran Julio Darío Moquete, Rodolfo Pérez, Cesar Duncan, Tito Herasme, Magdalena Matos, María Altagracia Pérez y Manuel Moquete.
En Tamayo, Mejía encabezo un encuentro con dirigente y militantes del PRM que respaldan sus aspiraciones, allí fueron juramentados en el proyecto H16 Milciades Montes de>Oca, Fafi Ferreras y otros
El Presidente Mejía agradeció el respaldo de sus seguidores a quienes manifestó que tiene un compromiso con la agricultura y la ganadería. Sostuvo que los hombres y mujeres del campo pueden tener la seguridad de que no les traicionara y pueden contar con él, en especial, los jóvenes y las mujeres.
Aseguró que hará lo que sea necesario para sacar del Palacio Nacional al Partido de la Liberación Dominicana que ha entronizado en el gobierno el robo, la corrupción y la impunidad.
Dijo, en Duvergé, provincia Independencia, que se sintió profundamente indignado cuando vio que el Presidente Leonel Fernández llegó a las poblaciones que bordean el lago Enriquillo con19 helicópteros, lo que calificó como una burla a la pobreza y miseria de los habitantes de esas empobrecidas comunidades.
Mejía expreso que los gobiernos del PLD solo se quedan en promesas y no resuelven de manera definitiva el problema que genera la inundación de los predios agrícolas y ganaderos y sembrados de uvas, para los habitantes de las poblaciones que rodean el lado Enriquillo
Lamento la indiferencia y apatía de las autoridades ante las poblaciones del sur profundo ante la tragedia que significa el que miles de tierras de cultivo han sido inundadas por las agua del lago aumentando los niveles de miseria y pobreza de esas comunidades. Insistió en que no se puede creer en las promesas de los gobiernos del PLD.
Dijo que sabe lo que hay que hacer en esas comunidades y les garantizo que no las abandonara.
Manifestó que la prioridad en esas poblaciones es la inversión en agricultura y ganadería así como que lleguen los planes sociales y desarrollo del gobierno.

viernes, 30 de enero de 2015

Transmision en Vivo de la Juramentacion de la Direccion del PRM

Transmision en Vivo de la Juramentacion de la Direccion del PRM

miércoles, 21 de enero de 2015

Concurso de ensayo H16


viernes, 9 de enero de 2015

Discurso integro del Presidente Hipólito Mejía el 8 de enero

Discurso integro del Presidente Hipólito Mejía el 8 de enero



Pueblo dominicano:
El inicio de un nuevo año nos ofrece la oportunidad de reflexionar sobre nuestras vidas a nivel personal y, sobre todo, en lo que respecta a nuestro futuro como nación.
Es a partir de esa reflexión que he ponderado algunos temas que considero relevantes para nuestra patria.
En los últimos meses, he recorrido palmo a palmo el país. He conversado con la gente, escuchando con atención sus quejas, temores e inquietudes.
De manera particular, he recorrido nuestros campos y he sentido de cerca la necesidad de nuestros productores agrícolas de tener acceso a las nuevas tecnologías, enfatizando en la investigación, la extensión y la capacitación, para fortalecer la base alimentaria del pueblo dominicano y exportar para generar divisas.
He visto el enorme deseo que tiene nuestra gente de progresar, y su compromiso con un mejor destino. Un destino que, estoy seguro, podemos construir entre todos.
Estoy convencido de que la mayoría de nuestra población necesita y quiere vivir en un país mejor.
Un país que nos ofrezca la oportunidad de alcanzar una vida digna en base al trabajo decente y honrado.
Un país donde las mujeres y los jóvenes reciban el apoyo necesario para desarrollar sus capacidades en un marco de equidad y respeto.
Un país que cuide a cada niño o niña con amor y le ofrezca la protección y el apoyo necesario para el desarrollo de sus potencialidades.
Un país donde los envejecientes sean protegidos y valorados con gratitud.
Un país donde la cultura, la recreación y los deportes sean espacios de encuentro, creatividad y esparcimiento para todos los sectores.
Un país solidario donde se enfrente la pobreza y la desigualdad, y en el cual se trabaje por el bienestar de todos.
Un país donde las personas con cualquier tipo de discapacidad encuentren las puertas abiertas para su inclusión a la vida productiva y social.
Un país donde el Estado de Derecho, la independencia y rectitud de la Justicia y el respeto a las instituciones, prevalezcan por encima de los intereses particulares de quienes detenten el poder.
Un país con instituciones y autoridades transparentes, que rindan cuenta y combatan la impunidad, sin dejar de sancionar todo tipo de corrupción.

Un país donde el crecimiento económico y la creación de riquezas vayan junto al desarrollo humano, la equidad y el bienestar social.
Un país donde los sectores productivos reciban el apoyo que necesitan para ser competitivos y crear empleos, a fin de que nuestros jóvenes y mujeres tengan la oportunidad de obtener un trabajo digno y decente.
Un país donde los ciudadanos se sientan seguros y protegidos de la amenaza que causan la delincuencia y el crimen.
Un país donde la gente no sea golpeada constantemente por el incremento del costo de la vida.
Un país donde tengamos la cobertura de los servicios de salud necesarios para que una enfermedad catastrófica no se convierta en una sentencia de muerte, especialmente para las familias de escasos recursos.
Un país donde se garantice la continuación de los esfuerzos que se han hecho para impulsar la educación, enfatizando, a partir de ahora, la educación para el trabajo, la educación para el desarrollo de la nación y satisfacer la demanda de recursos humanos que tienen los sectores productivos.
Un país que recupere su prestigio en el escenario internacional, mediante la eficiencia de su función diplomática y consular, sin dispendio ni favoritismo.
El diálogo con la gente me ha convencido de que la sociedad dominicana quiere que el gobierno que conduzca la nación a partir de agosto del año 2016, esté en manos responsables, honestas y solidarias que enfrenten con determinación los problemas estructurales del país.
En ese diálogo, también he percibido el temor de que en el año 2016 nuestro país vuelva a caer en las mismas manos de quienes lo saquearon en beneficio propio.
Fueron precisamente esas manos arrogantes e indolentes, distanciadas de los valores y principios morales que nos legaron los fundadores de la dominicanidad, las que abrieron la compuerta a la corrupción que hoy nos arropa y desangra como sociedad.
Esas mismas manos turbias fueron las que, irresponsablemente, privatizaron las empresas públicas.
Al cerrar esas empresas, que generaban miles de empleos, no sólo dieron una bofetada a la dignidad nacional, sino que también aumentaron la pobreza y dejaron desamparadas a miles de familias. Los justos reclamos de los trabajadores de los ingenios azucareros, son un dedo acusador contra ese crimen de lesa patria.
Una consecuencia irritante de esa negación de valores es el surgimiento de una casta de funcionarios, quienes no pueden explicar el origen de la fortuna que exhiben de manera desvergonzada y altanera.
Para impedir que esos corruptos ilustrados retomen el poder, debemos aprovechar la oportunidad que nos brindan las próximas elecciones.
Señoras y señores:
Nosotros, que amamos esta tierra, tenemos el deber imperativo de unirnos, para construir una nación donde nuestra gente viva mejor.
Para erradicar la delincuencia, la corrupción y la pobreza tenemos que ganar las elecciones del año 2016, a nivel presidencial, congresual y municipal.
Para eso es necesario articular una mayoría con la participación de los sectores políticos, empresariales, religiosos, sociales, sindicales y populares, así como la de los ciudadanos independientes, comprometidos con el bienestar nacional.
La unidad de todos los sectores del país es necesaria y urgente. No se trata de un desafío de una candidatura presidencial, ni de un problema exclusivo de un partido político.
Por eso, hago un llamado a la sociedad, a los partidos políticos, a los empresarios y profesionales, a ponernos de acuerdo para sacar al país de la encrucijada a la que ha sido llevado.
Debemos integrar una boleta electoral que reserve un lugar especial a los mejores hombres, mujeres y jóvenes, representativos de esos sectores.
Estoy seguro de que así vamos a ganar la Presidencia de la República, la mayoría en el Congreso y la mayoría de las alcaldías municipales.
Señoras y señores:
El país sufre una grave crisis moral.
Parecería que mucha gente ha llegado a la conclusión de que hacer las cosas bien no tiene méritos, que no vale la pena para nada.
La corrupción no muestra límites.
Jamás en nuestra historia la corrupción alcanzó un nivel de impunidad tan alto.
Eso constituye una seria amenaza para nuestra democracia y para la paz social.
Nuestras instituciones están secuestradas.
El control que tiene un sector del PLD sobre los poderes públicos, desconoce el sentido de pluralidad y equilibrio que debe caracterizar una genuina democracia.
En ese escenario, tengo el deber de aportar lo mejor de mí, poner toda mi capacidad de trabajo y mi experiencia, para contribuir, con la firmeza y decisión que me caracterizan, a poner en práctica una agenda consensuada que haga realidad el país que la gente quiere.
Una agenda inspirada en los ideales de justicia y patriotismo del fundador de la República, Juan Pablo Duarte, cuyo natalicio conmemoramos este 26 de enero.
Al igual que Duarte, estoy convencido de que los municipios son la unidad territorial desde la cual se debe gestar el desarrollo integral del país.
He propugnado y lo seguiré haciendo, por la descentralización administrativa mediante el fortalecimiento de los gobiernos municipales y la distribución equitativa de la inversión pública para que los beneficios del desarrollo alcance a todas las provincias.
Comprometido con la tarea de hacer un gobierno con todos y para todos, quiero anunciar con claridad, que participaré en la convención para elegir el candidato a la Presidencia de la República por el Partido Revolucionario Moderno.
Como es mi costumbre, estaré siempre apegado a la búsqueda de la unidad, al respeto de los principios democráticos y al espíritu de compañerismo.
Defenderé el derecho a elegir y ser elegido que tienen todos los compañeros y compañeras a participar en una convención libre y democrática.
La situación del país es, sin lugar a dudas, demasiado grave para cruzarme de brazos.
En lo más íntimo de mi ser tengo arraigado el deseo de dejar un legado a mi país, del cual mi familia y mis conciudadanos puedan sentirse orgullosos, hoy y en el futuro.
Dominicanos y dominicanas: ratifico ante ustedes mi fe, mi optimismo, mi creencia profunda en el país, y mi compromiso con la búsqueda del bien común que nos legaron nuestros líderes ya idos.
Ahí está la fuente de nuestra inspiración, sin distinción de partidos o de colores políticos, para hacer que la sociedad se levante, airosa y llena de fe en el porvenir.
Que Dios nos bendiga e ilumine a todos y a todas.
Muchas gracias.

martes, 25 de noviembre de 2014

Mensaje del Presidente Hipólito Mejía con motivo al Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer

Mensaje del Presidente Hipólito Mejía con motivo al Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer

Hoy, al conmemorarse el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer, reitero mi admiración y respeto a las hermanas Patria, María Teresa y Minerva Mirabal, cuyo sacrificio da origen a esta conmemoración.
El sacrificio de estas mujeres extraordinarias ha adquirido ribetes universales desde que las Naciones Unidas dispusieran, en el 1999, que este día fuese dedicado todos los años, a nivel mundial, a condenar la violencia contra la mujer.
Esta fecha es oportuna para reflexionar sobre las diferentes expresiones de la violencia contra la mujer dominicana.
La violencia contra la mujer tiene causas estructurales que, en el plano económico, se expresan en la falta de empleo, en la desigualdad en el pago por un trabajo similar al del hombre, en la falta de oportunidades para generar mejores ingresos, y en las dificultades para acceder a una educación técnico-vocacional que le permita aprovechar oportunidades en el mercado laboral.
En el plano político, las mujeres tienen pocas oportunidades de participar en las instancias de poder, es decir, el Congreso, el Gabinete Gubernamental y en la dirección de las organizaciones políticas en las cuales militan.
Las dificultades que tienen las mujeres para el ejercicio pleno de sus derechos reproductivos constituyen un factor de exclusión social y son una mutilación a un aspecto importante de su condición de ciudadanas.
La mujer dominicana se ha ganado el reconocimiento de la sociedad por sus aportes en la cohesión de la familia, de manera especial, por su responsabilidad en el cuidado de los hijos e hijas.
El hecho de que más del 40% de los hogares dominicanos esté encabezado por mujeres, pone en evidencia el papel que éstas desempeñan en la cohesión de nuestro tejido social.
Un problema grave de la mujer dominicana es el alto número de madres adolescentes que ni trabajan ni estudian, lo que contribuye a perpetuar el círculo vicioso de la pobreza en que están atrapadas numerosas familias de escasos recursos.
La violencia física es la expresión más dolorosa, visible e inaceptable de la intolerancia abuso contra la mujer.
El feminicidio, que en nuestro país alcanza cifras alarmantes, troncha la vida y los sueños de mujeres que tienen mucho que aportar a sus familias, a la sociedad y a su propio bienestar.
En este día, me comprometo a seguir trabajando en los siguientes aspectos para que la sociedad dominicana enfrente la violencia contra la mujer:
  1. Formulación y ejecución de políticas públicas que promuevan la participación plena de la mujer en lo económico, lo político y lo social.
  2. La creación de empleos dignos para las mujeres
  3. Fomentar el espíritu empresarial mediante el financiamiento de la micro y pequeñas empresas para mujeres
  4. Protección de los derechos laborales de la mujer.
  5. Fortalecimiento de la familia como la célula fundamental de la sociedad
  6. Impulsar la educación de la mujer desde el nivel básico hasta los niveles técnico-vocacional y universitario.
  7. Fomentar al interior de la familia la educación doméstica y una cultura de paz.
  8. Creación de redes de apoyo y asistencia a las mujeres en lo legal y en lo sicológico.
  9. Establecimiento de Estancias Infantiles para los hijos e hijas de mujeres trabajadoras, a fin de que puedan estudiar y trabajar con mayor tranquilidad.


Con esas iniciativas estaríamos honrando la memoria de las hermanas Mirabal.

HIPÓLITO MEJÍA
25 de noviembre de 2014